• Miguel Angel Ortiz Bonilla

Desierto Primitivo

Al encuentro de la historia natural imaginada.


Recorriendo los caminos entre las hierbas el tiempo se relaja, se ve el la profundidad de la tierra y las formas se exaltan. Crecen. Viven.


Dos días después del recorrido soñé con las pirámides de Egipto, el desierto de Chihuahua y los frescos románicos de Teruel.


Dos días después recorrimos el pueblo desde la plaza hasta el cerro ya sin casas. No se veía nada más que la neblina.


El cielo azul es necesario para contrastar los colores de los edificios antiguos, destruidos, desmoronados y reconstruidos como monstruos del siglo XIX sin diseños ni planos.


Paisajes de día, El vuelo.

Acuarela.

47x48 cm.

2010.


Paisajes de día II.

Acuarela.

47x48cm.

2010.


Paisajes de día.

Acuarela.

47x48 cm.

2010.


Paisajes de día.

Acuarela.

47x48 cm.

2010.


Paisajes de día.

Acuarela.

60x40 cm.

2010.


Paisajes de día, Entre las memorias.

Acuarela.

49x61 cm.

2010


Paisajes de día, Triada.

Acuarela.

59x54 cm.

2010.

1 visualización0 comentarios